Complicaciones y tratamientos del paladar

Complicaciones y tratamientos del paladar

Cuando exploramos nuestra boca con la lengua, encontramos una especie de techo en su parte superior. Esta área en principio dura, que comienza a hacerse blanda al acercarse a la garganta, es el paladar. Su función es separar la boca de la nariz y permitir junto con la lengua, la emisión de sonidos.

Como cualquier otra área de nuestra boca, el paladar puede verse afectado por virus, bacterias y hongos. Es por ello que requiere el mismo cuidado que los dientes o la lengua. Una limpieza diaria correcta y revisiones regulares por parte de un profesional de odontología serán suficientes para mantenerlo en excelente estado. Vigilar los inconvenientes que pueda manifestar el paladar, es de gran importancia para evitar enfermedades graves. Atendiendo a tiempo cualquier problema.

¿Qué complicaciones puede tener el paladar?

El paladar es un área un tanto sensible de la cavidad oral, y estas son algunas de sus complicaciones:

  • Irritación: Ocurren cuando se consumen alimentos o bebidas excesivamente calientes, picantes o ácidas. También debido a un tratamiento con inmunosupresores. Las irritaciones del paladar resultan bastante molestas. Dependiendo de su causa, pueden provocar incomodidad durante uno o varios días. Dificultando funciones básicas como el habla o la deglución.
  • Llagas: Este tipo de úlceras se presentan en la boca como una inflamación en la mucosa. Se pueden percibir fácilmente por su forma redonda de color blanco y por lo general son bastante dolorosas. En muchos casos su aparición no tiene explicación y son una constante en adolescentes.
  • Candidiasis: La mucosa bucal infectada por hongos es lo que conocemos como candidiasis. Su aparición se relaciona principalmente con un sistema inmunológico alterado, bien sea por una enfermedad o tratamiento con antibióticos.
  • Leucoplasia: Otra alteración del paladar que se manifiesta de un color blanco son las lesiones precancerosas. De presentarlo, es importante realizar una revisión inmediata, puesto que este tipo de complicaciones pueden ser el inicio de la formación de un tumor.

¿Cómo cuidar el paladar?

Aunque el paladar no amerita un cuidado exclusivo de sus tejidos, sí que es posible seguir algunas sugerencias que ayuden a prevenir las complicaciones que han sido mencionadas previamente.

Para evitar cualquier enfermedad del área bucal, lo principal es mantener una limpieza adecuada. Con ello es posible evitar cualquier tipo de infección o irritación. Practicar el cepillado dental después de cada comida y utilizar enjuague bucal una o dos veces en el día, ayudará a mantener las bacterias alejadas de la boca.

Sin embargo, solo la higiene bucodental no será suficiente. También es importante mantener una alimentación balanceada. Con una dieta rica en proteínas y vitaminas es posible tener un organismo saludable, capaz de combatir cualquier enfermedad efectivamente. De igual manera es conveniente consumir alimentos o bebidas a temperatura neutra. Dado que tanto el exceso de calor como de frío, pueden lastimar el paladar, causando molestia y dolor.

Y para finalizar, no debes olvidar acudir al dentista de forma regular. Se recomienda someterse a una exploración bucodental cada 6 o 12 meses para prevenir o tratar a tiempo cualquier complicación en la boca.

 

 

Share this post


Contáctanos por Whatsapp
Enviar Consulta