Cuidados de la lengua para un excelente estado bucodental

Cuidados de la lengua para un excelente estado bucodental

Cada una de las partes de nuestra boca está diseñada para cumplir funciones increíbles. Es por esta razón que se hace imprescindible mantenerlas en buen estado. Cuando un componente de la cavidad oral presenta fallos, acciones tan sencillas como masticar, hablar o sonreír, pueden complicarse. La lengua es uno de los órganos más importantes de esta área del cuerpo y en este post te enseñaremos a darle el cuidado necesario para mantener una adecuada salud bucodental.

¿Qué es la lengua?

La lengua es un órgano muscular de amplio movimiento, que se encuentra dentro de la boca, fija desde su parte posterior. Sus funciones principales son percibir el gusto, ayudar en el proceso de masticación y empujar los alimentos hacia la garganta. Además, en conjunto con otras áreas de la boca, permite la articulación de las palabras.

¿Cuál es la importancia de la lengua?

La lengua, aunque parece solo un pequeño trozo de musculo, cumple tantas funciones que la convierte en uno de los más importantes órganos del cuerpo. Siendo estas las razones:

  • La lengua al poseer habilidad de movimiento dentro de la cavidad oral, tiene funciones digestivas, respiratorias, lingüísticas y sociales.
  • A través de la salivación, permite la hidratación del resto de la boca.
  • También junto con la saliva, permite descomponer los alimentos, saborearlos y tragarlos.
  • La lengua cuenta con 17 músculos que le proporcionan la posibilidad de moverse hacia diversas direcciones.
  • Las fibras musculares de este órgano son esqueléticas.
  • En relación a su tamaño-fuerza, es considerado uno de los músculos más poderosos del cuerpo.
  • Sirve como barrera para las bacterias, reteniéndolas e impidiéndoles su paso hacia el resto del organismo. Evitando así enfermedades de gravedad.

Importancia de mantener una higiene adecuada en la lengua

La principal razón por la que la lengua debe tener una higiene correcta, es evitar la proliferación de bacterias tanto en la boca como en el resto del cuerpo. Recordemos que este órgano funciona como depósito de todas las bacterias que ingresan a la cavidad oral. De no practicar una limpieza diaria a la misma, estás se acumularán hasta causar estragos.

Una mala higiene bucal donde se ignora la limpieza de la lengua, puede provocar episodios desagradables de halitosis. Pero además puede propiciar infecciones dentales mucho más graves. La lengua debe ser aseada una vez al día como mínimo. Un hábito que no podemos dejar pasar al momento de cepillar nuestros dientes.

Cuidados para una lengua sana

  • Durante el cepillado, aplica crema dental en la lengua y talla la zona con delicadeza.
  • Utiliza enjuague bucal en cada cepillado para eliminar las bacterias de su superficie.
  • Puedes aplicar un enjuague de agua oxigenada una vez por semana.
  • Emplea un limpiador lingual, una herramienta muy útil a la hora de arrastrar la suciedad fuera de la lengua. Algunos cepillos dentales incorporan en su parte posterior este limpiador. De no ser así, puede obtenerse de forma individual.
  • Acudir a consultas odontológicas regulares para una exploración bucal y limpieza dental profunda. En ellas se evalúan todas las áreas de la boca, incluida la lengua, para descartar enfermedades.

Share this post


Contáctanos por Whatsapp
Enviar Consulta