Ortodoncia y Cirugía Ortognática

Estamos aquí para ayudarte

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es una especialidad de la odontología encargada de la corrección de los dientes en relación con sus estructuras óseas.

Gracias a este tratamiento se mejora la estética facial, se corrigen problemas de mordida y se previenen posibles enfermedades, así como la pérdida precoz de dientes.

Tratamiento para la ortodoncia

PRIMERA VISITA AL DENTISTA Y ANÁLISIS PREVIO

En esta primera visita realizaremos un completo estudio previo que incluye, modelos de estudio, registros fotográficos, radiografía lateral del cráneo y una exploración general para evaluar la salud dental, gingival e higiene.

DIAGNÓSTICO

En la segunda visita explicamos el plan de tratamiento más adecuado a seguir, duración, objetivos a conseguir, pros y contras, y el tipo de ortodoncia que mejor se adapta a las necesidades del paciente. En este caso podemos tener dos opciones:

  • Si la opción es ortodoncia con brackets, se escoge el material de estos y se cita al paciente para proceder a su cementado.
  • Si la opción es la ortodoncia con alineadores Invisalign, se toman unos registros modelo de la boca del paciente que serán escaneados posteriormente, para digitalizarlos y diseñar el plan de tratamiento. Este plan se mostrará al paciente para que pueda ver de forma virtual su tratamiento de inicio a fin. Una vez aceptado, se fabrican los alineadores, que se entregarán en consulta.

TRATAMIENTO

Se le dan las instrucciones específicas de uso e higiene y se informa de las posibles molestias y cómo solventarlas. Es normal sentir presión en dientes y encías y, en el caso de los brackets, pueden aparecer pequeñas rozaduras en las primeras semanas.

El paciente acudirá a controles periódicos en consulta cada 4 o 6 semanas. En la ortodoncia con brackets para realizar cambios de gomas, alambres, arcos… y en la ortodoncia Invisalign para la entrega de nuevos alienadores dentro de la secuencia pautada.

MANTENIMIENTO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO

Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia es muy importante el uso de retenedores para que los dientes se mantengan estables en su nueva posición. El especialista determinará si se deben usar retenedores fijos o removibles en función de las características de cada tratamiento. Una vez colocados los retenedores el paciente acudirá a revisiones pautadas según determine el ortodoncista.

Motivos para someterse a un tratamiento de ortodoncia

La ortodoncia se utiliza para corregir una mordida defectuosa.

Esta mordida anormal es la consecuencia de tener los dientes en una mala posición: dientes amontonados o muy separados, dientes torcidos o desviados, diastemas o apiñamiento, principalmente.

Tipos de ortodoncia

Se puede optar por una ortodoncia con brackets o por la ortodoncia Invisalign. Los brackets son unos pequeños aditamentos fijos adheridos a los dientes y unidos entre sí por un arco metálico mediante elásticos, gomas, alambres o autoligado. Hay diferentes tipos de brackets en función de cómo se coloquen y de los materiales.

La principal diferencia entre los brackets y la ortodoncia Invisalign es que esta es removible.

BRACKETS DE METAL

Los brackets de acero inoxidable van adheridos en la cara externa de los dientes. Es el método más conocido y el tratamiento más rápido, aunque también el que más se ve.

BRACKETS DE CERÁMICA

El mismo sistema que los brackets de metal, pero son blanco opaco y se adaptan al color de los dientes.

BRACKETS DE ZAFIRO

Son de un cristal prácticamente invisible y su efecto es muy parecido a los brackets de cerámica.

BRACKETS DE RESINA O POLIACRBONATO

Son de plástico transparente. Solo se recomiendan para tratamientos muy cortos porque se deforman y tiñen.

ORTODONCIA LINGUAL

Brackets de acero inoxidable adheridos a la cara interna de los dientes.

Es un tipo de ortodoncia que es completamente invisible a simple vista, pero su coste es más elevado.

ORTODONCIA INVISALIGN

Esta ortodoncia invisible consiste en unas férulas transparentes hechas a medida, que se extraen para comer y lavarse los dientes (se deben tener puestos al menos 22 horas al día). Es adecuada tanto para niños como para adultos.

Los alineadores se elaboran utilizando una tecnología avanzada de imágenes computarizadas en 3D. Cada uno de estos alineadores se diseña de forma personalizada y viene programado para realizar una serie de movimientos.

Para ello el especialista debe planificar cada uno de los objetivos a conseguir desde la posición inicial de los dientes hasta la posición final deseada. Esto permite que el propio paciente pueda ver a través del sistema Invisalign su tratamiento completo basando en la planificación del especialista.

Cada aligner se lleva puesto en boca el tiempo que el especialista establezca antes de ser reemplazado por el siguiente y el tiempo de tratamiento dependerá de las necesidades específicas de cada paciente.

¿Qué es la Cirugía Ortognática?

La cirugía ortognática, es una intervención quirúrgica que se encarga de corregir las deformidades dento-craneo-maxilofaciales mediante movimientos óseos maxilares y mandibulares, para lograr el equilibrio perfecto entre todas las características faciales del paciente.

Este tipo de alteraciones faciales aparecen en la fase de crecimiento de los pacientes, se estabilizan al final de la misma, y pueden causar problemas como apnea del sueño, trastornos de la ATM, problemas de maloclusión o falta de armonía esquelética, entre otros.

Tipos de cirugía ortognática

La cirugía ortognática debe ser realizada por un cirujano maxilofacial, el único especialista indicado para tratar tanto los huesos como los tejidos blandos del área facial. Existen tres tipos de cirugía ortognática:

  • Cirugía del maxilar
  • Cirugía de la mandíbula
  • Cirugía maxilomandibular, también llamada cirugía bimaxilar

CIRUGÍA ORTOGNÁTICA DEL MAXILAR

La cirugía ortognática del maxilar se realiza para colocar el maxilar en la posición correcta de modo que se pueda lograr la armonía facial y, lo más importante, una recuperación de la funcionalidad de este hueso, clave para masticar, respirar y hablar.

Este procedimiento se realiza para corregir varias deformidades faciales, como el prognatismo mandibular o Clase 3, mordida abierta o sonrisa gingival.

La cirugía ortognática del maxilar consiste en un corte del hueso maxilar llamado Osteotomía Le Fort I, que permite el avance, retrusión, alargamiento, acortamiento o rotación del hueso maxilar. Una vez que el hueso maxilar está en la posición deseada, se fija en su lugar con placas de titanio, un material completamente biocompatible.

CIRUGÍA ORTOGNÁTICA MANDIBULAR

Debido a los riesgos que implica una cirugía de retroceso mandibular (estrechamiento de las vías aéreas) la cirugía ortognática más practicada en la mandíbula es la cirugía de avance mandibular. Este procedimiento es necesario cuando las personas tienen una mandíbula pequeña y retraída con respecto al maxilar, una condición conocida como retrognatia o clase II.

Este tipo de malformación afecta especialmente la armonía de la parte inferior de la cara y causa diversos problemas funcionales, como puede ser la apnea del sueño.

La cirugía de avance mandibular consiste en un corte a cada lado del hueso de la mandíbula llamado osteotomía sagital bilateral,  un avance del mismo y fijación del hueso en la nueva posición mediante placas de titanio, un material  completamente biocompatible.

CIRUGÍA ORTOGNÁTICA MAXILOMANDIBULAR

En la mayoría de los pacientes de cirugía ortognática, es necesario reposicionar el maxilar y la mandíbula para lograr una correcta oclusión y armonía facial, este procedimiento se conoce como cirugía maxilomandibular, o cirugía ortognática bimaxilar.

La cirugía ortognática bimaxilar sirve para tratar las siguientes malformaciones: Clase 2, Clase 3, asimetría facial, o mordida abierta, entre otras, cuando una cirugía monomaxilar no es suficiente para reparar los problemas del paciente.

Contáctanos por Whatsapp
Enviar Consulta