Salud bucodental en el embarazo

Salud bucodental en el embarazo

El embarazo es una hermosa etapa en la que la mujer debe cuidar al máximo su cuerpo, puesto que de ello depende la buena salud de su próximo bebé. El mantenimiento de los dientes y encías en estos meses no debe descuidarse. Una boca sana es fundamental para que la salud general de la madre se mantenga en buen estado.

Aunque cepillar los dientes y usar enjuague bucal e hilo dental, ayudará a mantener una cavidad oral saludable, las visitas al dentista no deben olvidarse. Si estás embarazada, es momento de acudir a consulta. El odontólogo tendrá mucha información para ti y recomendaciones que serán útiles para conservar en perfectas condiciones tu dentadura en esta nueva etapa.

¿El embarazo aumenta la aparición de caries?

Es una creencia popular que durante el embarazo aparecen más caries. Pero esto no es correcto. Esta infección puede aumentar en cualquier momento de la vida debido a:

  • Aseo bucodental inadecuado. Debido a ello la placa bacteriana aumenta, adhiriéndose al esmalte dental, que poco a poco comenzará a corroerse.
  • Malos hábitos alimenticios. El alto consumo de azúcar y harinas sin retirar sus restos de los dientes, aumenta la probabilidad de crear caries.
  • Horarios desordenados de alimentación. Picar durante el día o saltar comidas, puede resultar en el olvido de la limpieza dental y mayor producción de ácidos en la boca.
  • Reflujo estomacal. Cuando esto ocurre, el esmalte de los dientes se erosiona, haciendo más propensos a los dientes.

¿Por qué molestan las encías en el embarazo?

La inflamación de las encías en la gestación, ocurre por los cambios hormonales normales de esta etapa. Cuando se manifiesta la conocida gingivitis, es posible sentir dolor en la boca y percibir hemorragias espontáneas. Esto comienza a presentarse en el segundo mes, llegando a padecerse hasta el final del embarazo.

En caso de padecer gingivitis previa a la gestación, durante ella puede hacerse más aguda. También es posible presentar granuloma, una lesión de la encía que la lleva a sangrar fácilmente.

¿Los tratamientos dentales pueden ser riesgosos para el embarazo?

Es normal que las futuras mamás se preocupen porque un tratamiento dental pueda afectar a su bebé. Sin embargo, no hay de qué preocuparse. Durante el primer trimestre, cualquier profesional de odontología evitará tratar la dentadura, a menos que se trate de una urgencia. A partir del segundo trimestre pueden llevarse a cabo todo tipo de tratamientos bajo anestesia local, sin inconvenientes para el bebé.

Es posible realizar exámenes radiográficos en caso de necesitarlos, siempre que se apliquen los rayos X directamente en la boca, y no se tenga contacto con la zona abdominal. De ser así, la cantidad de radiación recibida es mínima y el bebé no lo percibirá.

Durante el último trimestre puede resultar complejo someterse a tratamientos dentales. Todo debido al crecimiento del vientre, que puede resultar molesto al reclinarse por un tiempo prolongado en el sillón de un consultorio odontológico.

¿Cómo mantener una buena salud bucal en el embarazo?

  • Mantén una dieta equilibrada.
  • No olvides tener una higiene bucodental correcta.
  • Informa al odontólogo de tu estado para que tome las previsiones necesarias.
  • De requerir medicamentos, solo el dentista sabrá los adecuados que no causarán daño al bebé. No te automediques.
  • Evita el consumo de alcohol o cigarrillos. Ambos son perjudiciales para la salud de los dientes y la del bebé.

 

Share this post


Contáctanos por Whatsapp
Enviar Consulta