Todo lo que debes saber sobre la retención dental

Todo lo que debes saber sobre la retención dental

La ortodoncia es un sistema que permite la movilización de los dientes hasta alinearlos. Cuando concluye el tratamiento y se retiran los aparatos dentales, las piezas se encontrarán flojas y propensas a volver a su lugar inicial. Es entonces cuando inicia la fase de retención. Otro tipo de sistema que permite mantener los resultados hasta que los dientes se hayan adherido nuevamente al hueso. La retención de los dientes es sumamente importante y aquí aprenderás por qué.

¿En qué consiste la fase de retención dental?

La retención dental se lleva a cabo por medio de elementos llamados retenedores. Un tipo de estructura que se ajusta a la dentadura y la inmoviliza, luego de haber cumplido un tratamiento de ortodoncia. El objetivo principal de su uso es mantener la posición de los dientes que se ha conseguido con su movilización. Garantizando así la longevidad de los resultados obtenidos.

Los retenedores son muy importantes en el éxito de la ortodoncia. Cuando esta se retira, la memoria dental se activa, llevándolos a intentar volver a su posición anterior. Para evitar perder todo lo alcanzado, es importante que se detenga la movilidad de las piezas.

Tratamiento de ortodoncia y retención

Conseguir una dentadura perfectamente alineada, más que una necesidad estética, es importante para la operatividad bucal. Cuando los dientes no se encuentran en la posición correcta, pueden traer consecuencias como problemas de masticación, mordida y habla. En estos casos es imprescindible actuar adecuadamente, y para ello se lleva a cabo un procedimiento que ocurre de esta forma:

  • Evaluación inicial: Es realizada por un dentista, quien se encargará de analizar el estado de la dentadura y determinará la necesidad de ortodoncia. Para ello, remitirá el caso a un ortodoncista, para recibir la atención necesaria.
  • Colocación de aparatos dentales: La movilización dental puede conseguirse a través de diversos elementos. Algunos más estéticos que otros. Pueden estar fabricados en acero inoxidable, porcelana, zafiro o acrílico (como es el caso de la ortodoncia invisaling).
  • Tratamientos complementarios: Además de mejorar la operatividad bucal, la ortodoncia consigue una mejor estética de la sonrisa. Pero para hacerla mucho más atractiva, pueden aplicarse procedimientos luego de retirar los aparatos, como el blanqueamiento dental.
  • Uso de los retenedores: Se trata de una fase de mantenimiento en la que se deben utilizar dispositivos que ayuden a detener la movilización de los dientes.

Tipos de retenedores

  • Retenedores fijos: Se instalan en la parte posterior de los dientes, haciéndolos invisibles a simple vista. Se trata de un alambre de acero, adherido a las piezas con pegamento especial. Permitiendo al paciente continuar sus actividades sin notar su presencia. Su uso requerirá una atención especial a la higiene oral, puesto que tienden a acumular mayor cantidad de residuos contaminantes en su estructura.
  • Retenedores removibles: Están compuestos por férulas dentales que se utilizan durante el tiempo que estime el odontólogo. Solo deberán retirarse de la boca para comer y practicar la higiene dental.

 

La retención dental es de suma importancia una vez concluida la ortodoncia. Muchos pacientes tienden a restarle importancia, arrepintiéndose más adelante al ver como sus dientes vuelven a su lugar original. Por ello, toma conciencia y no dejes de utilizar tus retenedores.

 

 

 

 

 

Share this post


Contáctanos por Whatsapp
Enviar Consulta